Autos automáticos, esos chiches de 4 ruedas….

 Mi primer experiencia fue en Chicago, no me quería quedar al cuete en el hotel y salí a alquilarme un autito…

 Era un Jaguar, pero el buen hombre que me trataba de explicar como se manejaba en ingles, me debe haber visto la cara  de espanto, me lo arranco y me dejo ir…obvio aprendí con el uso, porque de ingles nada…

 Pero esto fue en el 95, este año cuando fui al lanzamiento del Toyota Corolla mi cara de: “ y como era esto??” volvió a  surgir, y ante mi asombro, el muchacho me lo dio igual pero me acompaño…

 Cuando le pregunte, no tenés miedo de andar conmigo que no me acuerdo como se usa? Y me dijo, esto es para  boludos….=(

 Ya el mes pasado pasó por mis manos una coupe Mercedes digna de entendidos de los fierros que me dejó paralizada  mientras la adrenalina fluía así que mucho no puedo decirles porque estaba embobada…

 Así que empezaré diciéndoles que no es tan difícil pero hay que tener algunas recomendaciones, para ello busque  mucha info y les hice un pequeño resumen chicas.

 Recuerden que los cambios automáticos tienden a facilitar la conducción, haciendo su manejo mucho más eficiente, rápido y agradable, y además, ayuda a ahorrar combustible.

Al subirse se ve solo el pedal grande del freno y el pedal más chico del acelerador, es que así como no existe el tercer pedal, en nuestro cuerpo es como que sobra una pierna, la izquierda y habría que olvidarse q existe, puesto que ambos pedales se manejan con la derecha.

De ahí vamos a la que comanda el auto, la palanca de cambio, no siempre son todas iguales, pero veremos las opciones de a poco. Hay varios parámetros que regulan qué marcha selecciona la caja, como la velocidad, la carga sobre el acelerador, inclinación o las revoluciones de giro del motor (RPM). La caja procura seleccionar la relación más adecuada en función de las circunstancias, pero si le damos una ayudita, mejor.

Lo encendemos siempre en P (parking), esto es una ley que no debemos olvidar por razones de seguridad. Y como dice un amigo, si no lo pones en P se jode el burro del arranque….

Para pasar de P a otro cambio, que usualmente es reverso en el orden de la caja, es imperativo pisar el freno para que se libere un mecanismo de seguridad y en la ruta de la palanca suele haber un resorte o camino especial que le haga sentir y saber al conductor que va a enganchar una marcha que puede poner de inmediato el automóvil en movimiento.

Básicamente se trata de moderar la pisada sobre el pedal del acelerador, levantando un poco para exigir una menor aceleración. La caja puede determinar que la marcha que tiene engranada ya no es necesaria y pasar a una relación superior, lo que reducirá el consumo. A mayor pisada, más se retrasa el paso a una relación superior.

Si el automóvil está estacionado frente a una pared y debes hacer marcha atrás, entonces pondrás la posición R, pero no cambies en la marcha para q no se joda el embrague, luego nuevamente pasamos a la posición D con el pie q sirve (el derecho) apoyado en el freno, sacamos el freno de mano (si estuviera frenado), levantamos el pie del freno y lo llevamos al acelerador, ya sin acelerar, levemente se moverá, cuando aceleres suavemente pasará al segundo cambio solito…cortemos mentalmente el pie izquierdo que no sirve para nada…

Las cajas automáticas tienen unas leyes de conservación, no permiten que los motores bajen de un mínimo de revoluciones, así que no hay que tener miedo de provocar averías por llevar el motor asfixiado.

Si es un manejo corto y simple con estas indicaciones estarías bien casi en un cien por ciento.

A mucha gente le gusta y no cambia, a otros no les gusta tanto pero esta bueno cuando te acostumbras, incluso hay versiones que tienen manual también con teclas de más o menos.

También hay versiones semiautomáticas que ofrecen la opción de manejo individual o personalizado a través del modo secuencial pero, a la larga, las encuestas indican que la enorme 

mayoría de conductores usa sus cajas en la posición Drive y no recurren con regularidad a los mandos desde los botones del timón o palanca.

Con tantas multas por exceso de velocidad yo compraría uno así, porque no es tan fácil pasar a otro en ruta, lleva su tiempo y esto hace que te acostumbres a andar más sereno. A esto le llaman tener menos reprise y tiene que ver con la reanudación, prosecución, repetir varias veces una acción, al momento de sobrepaso. Es cuestión de práctica.

Pero ojo, La potencia, (primera aclaración, porque los motores no producen fuerza sino potencia, que son dos cosas diferentes) del motor en un automóvil de caja mecánica o automática es idéntica, si se trata de la misma máquina. Es decir, los caballos disponibles son los mismos. Lo que cambia es el modo de usarlos y ahí sí se presentan diferencias en el rendimiento final del vehículo por varias razones:

1.- La caja pura automática tiene un convertidor de torque, que es un complejo mecanismo hidráulico-mecánico que va transmitiendo gradualmente el giro del motor a los órganos de la caja y transmisión a las ruedas. Este convertidor es lento en reaccionar, por lo cual el automóvil se demora en arrancar y consume una dosis de la potencia del motor que en el manual, que pasa directamente a las ruedas al soltar el embrague.

2.- Lo más usual es que los  automáticos que no son de alta gama tengan un cambio menos que los comunes. Es decir, si el manual tiene una caja de cinco adelante, lo probable es que el automático sea de cuatro. Y si trae cuatro, es factible que la versión automática pase a tres. Esto implica que el escalonamiento de las relaciones sea mucho más espaciado y la primera es un cambio más largo (menos picado) en el cual el automático se demora más en arrancar.

3.- Este escalonamiento más espaciado de las relaciones implica que la aceleración del automático sea más lenta porque se aprovecha menos el motor y finalmente, el último cambio suele ser muy largo por lo cual difícilmente se llega al máximo posible de revoluciones del motor.

4.- La lentitud de reacción del convertidor, el componente que reemplaza el embrague que al pasar los cambios se demore más, tanto hacia arriba como cuando se pide el cambio inferior para acelerar, obviamente castiga el pique.

Por otra parte, intenta minimizar el uso del freno si no supone un riesgo. Por ejemplo, si vamos hacia un semáforo que es previsible que se ponga en rojo, soltaremos el pedal del acelerador y dejaremos que el auto se acerque gastando poco o nada (depende de la caja). Si finalmente se cierra el desperdicio es menor, y si no se ha cerrado pues ahí estamos.

Por lo demás, las normas son las mismas que para el cambio manual. A veces, jugando con el cambio secuencial o semiautomático podemos mejorar levemente los resultados, pero eso depende mucho del modelo. Si tenes que adelantar o acelerar rápido, olvídate del consumo, lo que importa es hacer la maniobra con seguridad.

Para finalizar, cuando paramos el automóvil lo dejamos en P con el freno de mano.

UN POCO DE HISTORIA

Estos chiches, no se popularizaron en Colombia en su momento, años 50, por una confluencia de circunstancias técnicas, geográficas y de conducción.

En ese entonces, las cajas automáticas se estaban inventando y eran muy limitadas, con apenas tres cambios adelante aunque eso no era diferencia pues las cajas mecánicas eran iguales y ambas tenían los mandos o palanca en el timón. Todos los automóviles de lujo las ofrecían o eran la única opción como se veía en los Cadillac, Lincoln, algunos Buick, Oldsmobile y afines, tal como sucede hoy en la alta gama.

El cuento de la caja automática era algo de los carros de Estados Unidos pues los europeos estaban lejos de esos lujos por los rezagos de la guerra, la baja potencia de sus motores y el perfil de los automóviles. Las condiciones de uso eran muy severas. Carreteras empinadas, largos descensos, muchas curvas, malos frenos de campana y motores de escasa potencia. Eso hizo que las limitaciones que agregaban las cajas automáticas fueran todo un handicap para quien no las sabía manejar de manera deportiva, bloqueando los cambios para ayudarles a los frenos y para subir con el motor en altas revoluciones lo cual era la antítesis de lo que se creía un gran auto.

El conductor de esos años, consideraba que el poder de su auto se reflejaba en que subiera en alta (sólo 3ª) desde Girardot a Bogotá, cosa que obviamente un automático nunca hacía y el de caja mecánica que lo lograra debía culminar la tarea con el motor dañado o, mínimo, recalentado. En esas comparaciones el automático siempre llevó del bulto por ignorancia y mal manejo especialmente, y han pasado cincuenta años y muchas tecnologías para que empiece a sacudirse de esa mala fama.

REPASO:

P: Parking o cambio de estacionamiento. Algunos modelos no te dejan sacar las llaves del contacto si no has puesto la palanca en esa posición.

Posición que desliza un seguro para trabar el engrane que impide el desplazamiento del auto, aun con el motor apagado; Este es un mecanismo que no tiene nada que ver con la función hidráulica de la transmisión. Este cambio permite la activación del motor de arranque.[starter. marcha, arrancador etc.]

R: marcha atrás o reversa.

D: Esta posición es la habitual, aquí se utilizan todas las marchas. En este punto, la caja hará gradualmente todos los cambios hacia arriba o abajo y, cuando el carro se detiene, basta con pisar el freno para anular el movimiento. En Drive, va cambiando a las revoluciones que el piloto desea gracias a cambios de posiciones del acelerador. Si lo levanta ligeramente, pasa a la marcha superior y al desacelerar el carro, la caja retoma al cambio necesario para acelerar. Si lo deja a fondo, el motor recorre todo el tacómetro.

N: neutral o punto muerto. Esta posición es poco usada, salvo para trabajos de ajuste del motor encendido en taller. En esta posición, también funciona la llave de encendido, igual que en parking. Mucha gente, cuando llega a los semáforos, para el carro de D a N, pero esa operación no es necesaria.

OTRAS OPCIONES PARA UNA SEGUNDA VUELTA.

OVER DRIVE (SOBRE MARCHA)

Son automóviles con transmisión (caja de cambios automática) habra observado, que al mover la palanca de cambios, una señal se desliza, indicando letras y números. Se habrá preguntado para que le ponen tantos números, si solo se usa, P,R,N y D.?

Se conoce como over drive a un cambio adicional que traen las transmisiones automáticas y, que ayuda a que el auto se desplace a mayor velocidad, con  menos revoluciones de motor.

Algunos modelos, encienden una luz  O/DOFF para indicar  que el over drive esta desactivado, [en esta condición no debe conducir a más de 60 kilómetros por hora pues estaría forzando el motor]

La idea es, establecer en su criterio, la convicción, de que los movimientos que usted hace al deslizar la palanca de cambios, obedecen al conocimiento de lo que usted está haciendo. Los  números y letras que acompañan al movimiento de la palanca de cambios, indican que usted puede seleccionar manualmente la velocidad.

En la parte baja, podemos observar, dos cuadros, de uso común  en diversos modelos de vehículos, aunque el  4to cambio, es representado de diferente manera  la función es la misma, en ambos casos el cuarto cambio corresponde al;  over drive o sobremarcha.

En la actualidad existen transmisiones automáticas controladas electrónicamente; y aunque los fabricantes consideran normal el uso de over drive todo el tiempo; recuerde que el control lo tiene en sus manos y bajo ninguna circunstancia haga correr su vehículo a mas de 60 km por hora, con el over drive desactivado [O/D OFF].

1: También viene como L (low). Esta marcha equivale a una primera o segunda. Es para remolcar algo pesado o subir fuertes pendientes. Sólo trabaja una marcha y se le imprime toda la potencia.

Pero queda a su criterio si necesita potencia para subir cuando considere que necesita fuerza, para ascender o descender  en terrenos empinados. y a baja velocidad.

2: Aquí trabajan dos marchas y cambian entre ellas. Es la típica posición de los todoterrenos por caminos rurales o pedregosos. Es una posición en la cual la caja sólo hará primera y segunda y sostendrá la segunda al soltar. Hay una forma de hacer que la caja pase al cambio anterior, por ejemplo poner 2ª cuando va colgado en 3ª haciendo un movimiento brusco y completo del acelerador hasta el fondo.

3: Algunos coches tienen esta posición que funciona como las anteriores, pero sólo con tres marchas. Normalmente es para carreteras con pendientes no pronunciadas, pero sí largas. Si es una caja de cuatro marchas, hace primera, segunda y tercera y así sucesivamente si hay más relaciones disponibles. Si hay más marchas, es posible encontrar una posición 4.

Es útil en descensos prolongados para ayudar a sostener el automóvil con el freno de motor. En carretera de montaña es mucho más favorable manejar el automóvil poniendo las posiciones manuales, bien sea para que el motor lo ayude a detenerse y así se evita que se calienten los frenos (el gran y frecuente pecado del conductor que no sabe manejar automáticos) o para sobrepasar carros y mantener la máquina alta de revoluciones e impulsada de manera permanente y no perder velocidad en el ascenso. En D, la tendencia a que la caja cambie sola es permanente y lo hará con cualquier modificación de la posición del acelerador.

Conducir en modo “S” (Sport) suele ser antieconómico, ya que el motor tiende a ir más revolucionado. Esto sólo lo haremos en puertos de montaña para mejorar la retención y gastar menos los frenos, pero en carretera hay que procurar no hacerlo. Si tiene un modo económico (consulta manual), selecciónalo.

MANTENIMIENTO

El mínimo indispensable, ya que los últimos automóviles vienen con el aceite para usar de por vida en ambas modalidades. Inclusive, muchas cajas ya ni siquiera tienen tapones de vaciado.

El aceite que se le debe poner a la caja es especial, de especificación ATF (Automatic Transmission Fluid), usualmente de color rojo y el nivel se debe controlar con una varilla similar a la de medir el del motor. Hay que leer el manual para ver si esa medición se hace con el motor encendido y la caja en posición P de parqueo o con todo apagado. El ATF es genérico en viscosidad, por lo cual no hay números ni especificaciones diferentes.

CONTRAS

Los problemas que suelen presentar las cajas automáticas son patinado, es decir, los cambios no enganchan bien y andan a los golpes. También se pueden demorar más de la cuenta en arrancar y a veces lo hacen bruscamente o cuando se pone el cambio hay un golpe fuerte. Ya un daño terminal es cuando el automóvil se queda sin tracción.

Esos arreglos deben hacerse en talleres especializados.

 Algunos mecánicos recomiendan cambiarles el aceite a las cajas cada determinado tiempo y en la base tienen un filtro que se reemplaza cuando hacen esa operación. Lo mejor, solamente si el manual lo ordena, es hacerlo en el concesionario oficial.

Para finalizar:

Antes de continuar, aclaramos, que las transmisiones con más de tres cambios hacia adelante, requieren del entendimiento del conductor, para su correcto funcionamiento.

Esto es una deducción lógica del hecho, de que los fabricantes separan el control del cambio de alta velocidad, llamándolo: over drive   o sobremarcha y en muchos casos le agregan una luz de advertencia.

Ahora ponga atención:

Si usted acostumbra posicionar la palanca, en la velocidad mayor, o “over drive”  todo el tiempo; lo que está haciendo, es mantener activa toda la capacidad de la transmisión en cuanto a velocidad se refiere

Esta condición hace que los cambios  suban y bajen, desde la velocidad menor a la máxima; originando con ello que en determinado momento usted podría estar conduciendo 

alternativamente, en un cambio o velocidad mayor a la requerida.

Siempre aparecen eruditos, que confunden al usuario sobre este tema.

Pretendo ayudar a gente que como a mi le costó usarlo por primera vez y no  alimentar polémicas; por eso, cuando se me complica,  apelo a la intervención de los sabios…

Ellos mecánicos, dicen, que considerando que el motor de un auto, requiere mezcla rica para tener fuerza en las salidas……

….Cuando está corriendo, los requerimientos de fuerza son menores; esa realidad nos permite agregar engranajes. Para lograr que el vehículo se desplace a mayor velocidad con las mismas revoluciones por minuto.

Esos engranajes que se agregan son lo que se conocen como over drive

De esta forma, los motores consumen menos combustible; consecuentemente los contaminantes son menores.

Así se cumple con los requerimientos de menos contaminación que anima el concepto de la implementación del componente llamado over drive.

En todo caso; la clasificación del cambio existe; si le resulta incomodo administrarlo; por lo menos tenga cuidado cuando esta desactivado; no corra a mas de 60 kilómetros por hora (40 millas aprox) pues se daña el motor.

El manual de instrucciones suele contener información útil de cara al uso del cambio automático, no todos los automáticos son iguales. El ahorro que puedes conseguir con estas técnicas será probablemente menor que respecto a un modelo de cambio manual, pero seguro que lo notarás a fin de mes.

Ahora espero tus comentarios de tus vivencias personales o algún aporte a la falta de conocimiento….

Gracias por tu compañia, tu lectura y tu aporte

Anuncios

Un comentario en “Autos automáticos, esos chiches de 4 ruedas….”

  1. Mi Estimada Eva: ¡Me encantó tu blog..!
    Imaginativo, atractivo, útil, amigable… solo le falta tu toque de simpatía personal (imposible de conseguir en un aparato).
    Muchas gracias por compartir cosas tan interesante e importantes.
    Un beso. Cordialmente. Rodolfo Negri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s