Recomendaciones para el ingreso y salida a los colegios

Seguridad vial

La entrada y salida a los colegios es crítica, no solo en Buenos Aires, donde es difícil encontrar estacionamiento, sino también en muchas ciudades del interior como Rosario y otras más ciudades medianas como Cipoletti, en las cuales se ha manifestado la preocupación por el estacionamiento a doble fila como una de las infracciones de tránsito más comunes y una de las causa de accidentes más frecuentes.

El estacionamiento a doble fila doble pone en riesgo a los niños que se bajan del auto cargando sus mochilas y van esquivando vehículos con el riesgo de no ser vistos o de no ver ellos las maniobras de los conductores, por lo tanto esta modalidad de estacionamiento se tiene que evitar. ¿Qué se puede hacer para organizar el tránsito vehicular y humano en la entrada del colegio?

  • Una buena forma es trabajar el tema en la comunidad con los agentes de tránsito locales para que estén presentes para parar el tránsito o desviar por otras calles en caso de ser necesario. Es importante exigir que se coloquen las señalizaciones de Escolares y Cruce de escolares  y de Prohibido Estacionar en los inmediaciones a la escuela en los horarios de ingreso y egreso de los alumnos.
  • Estacionar siempre cerca del cordón y no destrabar las puertas del auto cuando está en marcha.
  • Los niños se deben bajar del auto cuando ya está estacionado, siempre del lado de la izquierda.
  • Cruzar la calle por las esquinas, respetando los semáforos  y usar los lugares señalizados como cruce de cebras.
  • Caminar siempre alejados del cordón para evitar tropiezos y caídas en la calle y también por razones de seguridad, para prevenir cualquier arrebato de motociclistas.
  • Mantener las ventanillas cerradas mientras se circula con los chicos dentro de la ciudad.
  • Los niños deben viajar siempre usando el sistema de retención infantil adecuado para su edad o el cinturón de seguridad y no salir corriendo del auto.
  • Si se está llegando tarde, recordar siempre que cuidar la vida vale mucho más que los diez minutos de demora en entrar al colegio.
  • Estar en comunicación con otros padres para coordinar, por ejemplo por turnos, puntos de encuentro cercano para llevar y traer los niños al colegio. Hay muchas familias que viven más cerca pero por falta de intercambio no lo saben. Generar redes de padres y con instituciones cercanas a la escuela que tengan personal disponible y deseen colaborar en los horarios pico para ayudar a cruzar a la calle a los chicos o colaborar con padres que están apurados por razones laborales.
  • No usar el teléfono mientras se conduce, en caso de ser necesario, usar el modo manos libres, las manos siempre tienen que estar en el volante.
  • Sugerir que se organicen juegos infantiles sobre educación vial en la escuela para aprender conductas responsables y de seguridad vial.
  • El transporte escolar es una buena opción, siempre conviene chequear que se cumplan las condiciones aptas para circular.

Un trabajo en red con la comunidad, la escuela, las familias y los agentes de tránsito ayudaría a evitar congestiones de vehículos,  accidentes menores y multas por infracciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s